CARTA DE UN SACERDOTE A UN FELIGRÉS
Cartas desde la misión , Espiritualidad , Otros / 5 Septiembre, 2014

Mi querido hermano (a) feligrés: Te agradezco por el tiempo que te vas a tomar a leer estas pequeñas líneas. ¿Sabes? Fueron muchos años los que estudié en el seminario y a veces no son suficientes para hacer de nosotros los sacerdotes, personas más sensibles, más comprensivas, más piadosas. A veces cuando se es seminarista, es alegre, sociable, y con muchos ideales por delante. Desgraciadamente cuando un seminarista llega a ser sacerdote, la realidad nos convierte en seres distintos, nos convertimos en