4 pistas para saber si tu grupo juvenil se ha convertido en un “club social”

                                                                                                                                                                                    Por: Hno. Emmanuelle Cueto Ramos, fmap 1.- PREFERENCIA POR JUEGOS Y DINÁMICAS No es que son malos los juegos, dinámicas o actividades recreativas tales como: paseos, campamentos entre otros. Sin embargo, si el motivante principal para atraer a más jóvenes son algunas de las cosas antes mencionadas, esto significa que les estamos presentando como un fin, algo que de suyo es un medio solamente. ¿Consecuencia? Que puede que llegue el día en que no haya este tipo de actividades y muchos comiencen a desertar del grupo, perdiendo el interés por volverse aburrida la reunión. ¿La causa de esto? Haber concebido desde un principio una idea equivocada de lo que es…

LA CONFIRMACIÓN ¿Un sacramento para desertores?

No en el sentido de rehabilitar a los desertores que se arrepienten y quieren entrenarse para ser unos verdaderos “discípulos y misioneros de Cristo”, sino de gente que se prepara para algún día volverse en verdaderos desertores. Por el p. Flaviano Amatulli Valente, fmap. Un auténtico fracaso Se trata de un hecho a la vista de todos: los muchachos acuden a la catequesis, se preparan para recibir el sacramento de la confirmación para volverse en “soldados de Cristo” y después ¿qué pasa? Que ya no vuelven. ¿Hasta cuándo? Hasta que algún día no se decidan a casarse por la Iglesia. Entonces, para muchos se trata de un sacramento de despedida de la práctica de la vida cristiana o de un simple requisito para casarse por la Iglesia. Teoría y práctica ¿Qué hacer, entonces, ante esta realidad, tan generalizada? Revisar todo el sistema de educación en la fe, juntando teoría y práctica. En realidad, para volverse en unos verdaderos “discípulos y misioneros de Cristo”, no es suficiente conocer la enseñanza de Cristo; es esencial entrenarse para vivir según el Evangelio. Es lo que propone el texto “Ven, Espíritu Santo”, en que se señala la manera concreta de poner en práctica las…