Blog

header background
17 junio, 2017 @ 3:24 PM by Rodríguez

CATOLICISMO Y PROTESTANTISMO -El camino real y las brechas-

CATOLICISMO Y PROTESTANTISMO

-El camino real y las brechas-

 Por el P. Flaviano Amatulli Valente, fmap

 

Apologética:

conocer las bases de la propia fe

            Cuando hablamos de apologética, de eso estamos hablando. No estamos hablando de una lucha en contra de los que tienen otras maneras de ver y practicar la propia relación con Dios. Claro que tratamos de tener en cuenta la situación real, en que se encuentran actualmente nuestros católicos (practicantes o no), normalmente desprovistos de una suficiente formación bíblica.

            Católicos que, además, se encuentran viviendo entre gente, que piensa de otra manera y al mismo tiempo se encapricha en querer convencerlos a como dé lugar acerca de la conveniencia de dejar la religión católica y adherirse al nuevo credo.

            En este caso, es inútil seguir con el cuento de siempre: “Soy católico porque mis padres fueron católicos”. ¿No sería mejor que de una vez, y a todos los católicos en general, se les diera a conocer los fundamentos de la propia fe, a la luz de la Palabra de Dios?

 

¿Para qué?

-Para que cada católico pueda sentirse seguro en la fe que profesa y no tambalear ante el fenómeno del pluralismo religioso.

-Esté en condiciones de dar razón de la propia fe, cuando alguien, con buena intención, le pide alguna explicación acerca de su manera de pensar y actuar.

-Pueda dar una respuesta precisa a los que tratan de confundirlo con miras a hacerlo cambiar de religión.

-Y al mismo tiempo cuestionar a los que en buena fe se salieron de la Iglesia Católica, pensando que de veras estaba en el error, mientras los demás tenían la razón.

 

Comparación         

            Uno de los métodos de conquista que utilizan los grupos proselitistas consiste en comparar su manera de vivir la fe con la manera de vivirla de parte de las masas católicas, normalmente bautizadas sin ser evangelizadas.

            Claro que no me parece correcto. Habría que comparar la manera de vivir la fe de parte de los practicantes, sea de un lado que de otro. Lo mismo habría que hacer de parte de los no practicantes. ¿Acaso también ellos no cuentan con gente que ya no practica su fe?

 

Ventajas del catolicismo

            Somos la Iglesia que fundó Cristo, una Iglesia, por tanto, que cuenta con la plenitud de la verdad y los medios de salvación. Además, nuestros pastores cuentan con los poderes que Cristo entregó a Pedro y a los apóstoles.

 

Desventajas

            Tenemos más de dos mil años de historia. Por lo tanto, tenemos muchas costumbres del pasado, que hoy nos aplastan. Nos damos cuenta de que muchas estructuras, que en el pasado fueron útiles, hoy ya no sirven. Al contrario nos estorban. Además, ya no vivimos en un régimen de cristiandad, en que había una estrecha relación entre la Iglesia y el Estado. Entonces, todos eran de la misma religión y no había peligro alguno para la fe de parte de factores externos.

            Hoy las cosas cambiaron. Ya no hay apoyo de parte del Estado. Al contrario, en muchos casos, hay incomprensión y hasta oposición entre las dos instituciones. Además, hay pluralismo religioso, que muchas veces, de parte de algunos grupos, desemboca en el más descarado proselitismo.

Por todo esto, y tantas razones más, actualmente entre nosotros existe una enorme confusión respecto al quehacer eclesial y una enorme desorganización pastoral, señal evidente de que estamos viviendo en un modelo eclesial ya agotado, que se manifiesta en:

 

-Un número insuficiente de pastores, que normalmente se dedican a la administración de los sacramentos.

Un gran abandono pastoral. Muchos andan “como ovejas sin pastor” (Mc 6, 34).

Una ignorancia religiosa generalizada. Bautizados, sin ser evangelizados.

Una falta de fervor misionero. Para evangelizar, se necesita conocimiento y entrenamiento.

 

Ventajas del protestantismo

            No del protestantismo histórico, que se encuentra en nuestras mismas condiciones (como todas las Iglesias históricas), sino de las organizaciones religiosas que surgieron en el humus protestante pero con estilos de vida y actitudes totalmente diferentes, contando con:

Un uso abundante de la Biblia, confiando en la eficacia de la Palabra de Dios.

-Un oportuno manejo del principio teoría y práctica = conocimiento y acción.

Fervor misionero. La experiencia lleva a la acción: campañas, visitas domiciliarias, etc.

Capacidad organizativa, teniendo en cuenta cada situación concreta.

Debida atención pastoral, contando con suficientes lugares de reunión y pastores.

Uso abundante de los medios de comunicación.

 

Desventajas

            No son en plenitud la Iglesia que fundo Cristo. Por eso, cuando alguien se da cuenta de esta realidad, entra en crisis. Por lo mismo se da un fenómeno muy curioso: normalmente, entre los no católicos, los que deciden integrarse a nuestra Iglesia son gente culta, que entra en crisis al tomar conciencia de la enorme diferencia que existe entre nuestra identidad y la identidad de las demás denominaciones religiosas. Al contrario, entre nosotros, los que fácilmente se dejan enredar y se salen, son gente que desconoce la propia fe.

 

Deseo de Dios

            Además, se trata de gente, que tiene un cierto deseo de una vida espiritualmente satisfactoria, lo que les resulta difícil conseguir dentro de la propia Iglesia, a causa de su desorganización pastoral, que deja a la mayoría de los feligreses en un completo abandono.

            A esto se añade el fuerte espíritu proselitista que anima a los amigos de la competencia, lo que explica el gran éxito que están consiguiendo al trabajar en un terreno demasiado fértil como es el ambiente católico.

 

Ecumenismo

            Para muchos el diálogo ecuménico representa la solución de todo. Me pregunto: “¿Es posible un verdadero diálogo ecuménico entre los miembros de los grupos proselitistas y las masas católicas así como se encuentran, es decir, sin contar con un adecuado conocimiento bíblico y un mínimo de vida cristiana, metidas hasta el cuello en la así llamada Religiosidad Popular?”

A menos que por ecumenismo no se entienda una convivencia pacífica, lo que los amigos de la competencia nunca van a aceptar, debido a su espíritu proselitista y al hecho que precisamente se salieron de la Iglesia Católica por no sentirse satisfechos por nuestro estilo de vida.

 

Conclusión

            Si queremos enfrentar con seriedad los grandes problemas que nos aquejan, no nos queda que hacer un buen análisis de nuestra realidad eclesial y poner mano al arado con miras a ponernos al día, a la luz de la Palabra de Dios. O seguiremos en caída libre.

Acerca del autor

Artículos relacionados

Comentarios

3 comentarios a este artículo

  1. Gracias padre por las enseñanzas Dios te bendiga

    Juan hernandez torres
    Responder
  2. Gracias padre por dejarse conocer

    Martín
    Responder
  3. Hola padre Amatuli me llena de orgullo y devocion al ver que una persona como usted tenga lo pensamientos tan claros que nos ayudan a seguir sus pasos y tener verdadera fe hacia la iglesia apostolica romana usted fue el que me abrio los ojos sobre la verdadera creencia religiosa yo estaba estudiando la biblia con los famosos testigos y vi muchas anomalias con respecto a ese estudio y ya se imaginara a que me refiero todo falso y leyendo un poco y tratando de buscar informacion he podido dar con usted padre siga asi y espero recibir mas información al respecto.Desde España le saludo muy atte gracias por su atencion

    Martín
    Responder

Comentar

Tu dirección de email no será publicada. campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>