Guion para entrevistar a la Biblia viviente

16 Septiembre, 2016

Se trata de una dinámica muy interesante para conocer aspectos importantes sobre la Biblia, que se puede presentar en la Fiesta de la Biblia, en cursos y congresos bíblicos y en todas las iniciativas para dar a conocer la Sagrada Escritura. Sería muy útil presentarla antes o después de la Santa Misa.


Por la hermana Sergia Guerrero Burgos,

Misionera Apóstol de la Palabra, originaria de Paraguay.

Entrevistador (a): 

bolsillo1-450x450Entre nosotros tenemos a un personaje muy importante. Le vamos a preguntar ¿Quién es? ¿Qué hace? ¿Qué función desempeña dentro de la Iglesia y la sociedad? La recibimos con un fuerte aplauso y también le damos un cordial abrazo de bienvenida.

Biblia: 

¡Hola! Yo soy la Biblia, hija de nuestra santa madre, la Iglesia Católica. ¡Estoy muy feliz porque hoy estamos reunidos para celebrar mi fiesta, la Fiesta de la Biblia!

Mi función es enseñar a las personas el camino correcto. Como expreso en el Salmo 119 versículo 105: soy una lámpara para sus pies, una luz en su camino.

A través de mí pueden encontrar la verdad y la voluntad de Dios. Soy un instrumento vivo, muy eficaz y actual, para todos los creyentes. Además, soy una carta de amor de nuestro Padre Dios dirigida para todos los hombres de buena voluntad.

Entrevistador (a): 

Para hablar con una persona por teléfono es necesario saber su número. Biblia ¿Cómo podemos comunicarnos con usted?

Biblia: 

Llámenme en cualquier momento, circunstancia y gratuitamente. Grábenlo bien en sus mentes y corazones. Mi número es: 2 73 46 27.

Entrevistador (a): 

¡Ah! No sabía que tenía usted un número para comunicarse. Y estos números, ¿tienen algún significado?

Biblia: 

Sí, ahora les explico el significado de los números: 2 = porque me divido en dos partes: Antiguo Testamento y Nuevo Testamento. En el Antiguo Testamento les presento lo que sucedió antes de Cristo y en el Nuevo Testamento les doy a conocer lo que sucedió desde Cristo para acá. 73 = porque tengo 73 libros. En el Antiguo Testamento tengo 46 libros y en el Nuevo Testamento tengo 27 libros.

Entrevistador (a): 

¡Qué lindo saber todo lo que nos has dicho! Y si no tenemos mucha práctica para leerte, ¿qué nos sugieres hacer?

Biblia: 

Participen en algún taller bíblico. ¡No soy complicada! Soy práctica, sencilla y muy entusiasta. Me formo de un conjunto de libros y cada libro se divide en capítulos y cada capítulo se divide en versículos.

Entrevistador(a): 

¿Qué son los capítulos y versículos?

Biblia: 

Es muy fácil identificarlos. Los capítulos son los números grandes, y los versículos son los números pequeños que están dentro de cada capítulo. Son como coordenadas geográficas que permiten encontrar los textos que se proponen leer.

Entrevistador(a): 

Muy interesante. ¿Qué beneficios recibimos de parte de usted cuando la leemos?

Biblia: 

Si me leen con los ojos del creyente recibirán muchas riquezas espirituales, porque yo señalo ideales, valores, actitudes y presento ideas-fuerza, que pueden hacerlos discípulos de Cristo. Doy criterios para discernir entre lo bueno y lo malo. Ofrezco razones y motivos para vivir una vida de fe, como Dios quiere.

Entrevistador(a): 

¿Qué opina usted sobre la frase del padre Amatulli: “Biblia para todo, Biblia para todos; todo con la Biblia, nada sin la Biblia”?

Biblia: 

Me parece muy interesante esa idea del padre porque tiene mucha razón. Me tienen que usar en la Santa Misa, en las oraciones, en la catequesis, en la religiosidad popular. Así fortalecerán su fe y amarán más a Cristo y a su Iglesia. Estoy de acuerdo con el padre Amatulli: todo conmigo, nada sin mí.

Entrevistador(a): 

Tienes mucha razón Biblia. Es importantísimo que todos los católicos tengamos presente lo que dice San Jerónimo: “Desconocer las Escrituras, es desconocer a Cristo”. Por lo tanto, podemos decir: “Conocer las Escrituras es conocer a Cristo”.

El sueño del padre Amatulli es que todo católico te tenga a ti, Biblia, como su libro de cabecera. Muchísimas gracias por compartir con nosotros este día tan hermoso. Ha sido una dicha tenerte con nosotros. Trataremos de poner en práctica tus sabios consejos y caminaremos siempre a tu lado.

Biblia: 

Muchas gracias también por su atención. Es un gusto haber estado con ustedes. ¡Hasta siempre!

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *