Blog

header background
15 septiembre, 2016 @ 12:59 PM by Emmanuelle Cueto

¿La Iglesia es homofóbica?     

gettyimages-588298610-1

-Errores de principio de la Ideología de género-

Por el Diácono Emmanuelle Cueto Ramos, fmap

Introducción

            No deseo presentar de forma completa y profunda la doctrina católica sobre el trato y el acompañamiento hacia nuestros hermanos de preferencias sexuales distintas. Sino más bien dar de forma puntual algunas directrices que lleven a la reflexión frente al problema actual de la ideología de género. Hoy por hoy se esgrimen infinidad de “argumentos” contra los que no estamos de acuerdo con las banderas ideológicas de los representantes de esta ideología. Por lo tanto, de la forma más precisa presento las más conocidas y a continuación los errores de principio que contienen.

1.- “La Iglesia no debe meterse en temas políticos, el estado es puramente laico”

Error: Quienes integramos la Iglesia somos parte de la sociedad, no una glosa a ella. Somos individuos con derechos y obligaciones. El ser cristianos no nos hace diferentes a los no-cristianos en cuanto a derechos u obligaciones. Por lo tanto, todo aquello que afecte a la sociedad a la que pertenecemos, afecta a todos, independientemente de la religión que se profese. ¿Quiénes entonces deberían opinar sobre política? ¿Sólo quienes no profesan una religión? ¿Acaso los integrantes del clero no son personas integradas en esta sociedad? ¿Acaso el callar la voz de un cristiano no es coacción? ¿No es acaso discriminación?

2.- “Los homosexuales son también personas ¿Por qué la Iglesia no los acepta?

Error: ¿Cuándo la Iglesia ha rechazado a un homosexual para entrar a la Iglesia? ¿En qué documento oficial la Iglesia habla de rechazar y odiar a los homosexuales? Más aún: ¿Cuándo la Iglesia ha puesto en tela de juicio que ellos sean personas? Como nos damos cuenta, es un pseudo-argumento poco profundizado. Ya lo dice el Catecismo de la Iglesia Católica: 2358 Un número apreciable de hombres y mujeres presentan tendencias homosexuales profundamente arraigadas. Esta inclinación, objetivamente desordenada, constituye para la mayoría de ellos una auténtica prueba. Deben ser acogidos con respeto, compasión y delicadeza. Se evitará, respecto a ellos, todo signo de discriminación injusta. Estas personas están llamadas a realizar la voluntad de Dios en su vida, y, si son cristianas, a unir al sacrificio de la cruz del Señor las dificultades que pueden encontrar a causa de su condición”

Aquí se puede notar algo importante: “deben ser acogidos con respeto, compasión y delicadeza” Cierto, existen muchos miembros dentro de la Iglesia que toman una actitud poco respetuosa y compasiva, pero: ¿Es correcto afirmar que la Iglesia enseña la discriminación? No existe documento eclesial alguno que sostenga que dentro de la doctrina católica se deba odiar, discriminar o violentar a los homosexuales.

3.- Todos tienen derecho a ser felices, si los homosexuales quieren ser felices en “matrimonio, pues es su derecho”

Error: Jamás la Iglesia ha querido coaccionar la felicidad de nadie. Y sin embargo, la felicidad no consiste en “hacer lo que uno quiera”  violentando la institución del matrimonio –primero de orden natural y segundo de orden sacramental- Nos tenemos que preguntar: El mal llamado matrimonio igualitario ¿Tiene fundamento antropológico? O más bien ¿No busca satisfacer los deseos de una minoría atentando contra la naturaleza del mismo hombre? Segundo: Antes de hablar de derecho, tendremos que reflexionar: ¿Qué es aquello que hace y que permite que algo sea declarado como un auténtico derecho y no un pseudo-derecho? Precisamente es la dignidad de la persona.

 La dignidad como valor específico del ser personal. La dignidad como un valor irreductible, no trasferible. En palabras del filósofo Rodrigo Guerra López: Con la palabra “valor” deseamos indicar una realidad positiva e intrínsecamente importante, capaz de proveer el fundamento para una motivación significativa (Afirmar a la persona por sí misma: la dignidad como fundamento de los derechos de la persona)

 

Un derecho no lo es, por haber sido legislado por tal o cual tribunal, si no se ha fundamentado en la dignidad de la persona. ¿Cuál es el fundamento del supuesto derecho del matrimonio igualitario? No existe, no se puede decir que el derecho a la libertad ¿La razón? Porque un derecho no puede ser  origen de otro derecho. El punto de partida de un derecho debe ser la persona misma:

  • Razón por la cual el derecho de libertad de expresión se da porque SOY PERSONA con capacidad a expresarme.
  • Razón por la cual el derecho a la vida desde sus inicios hasta la muerte se da porque SOY PERSONA con capacidad a desarrollarme y realizarme en la vida.
  • Razón por la cual el derecho a la educación se da porque SOY PERSONA con capacidad para superarme intelectualmente.
  • Razón por la cual el derecho a la vivienda se da porque SOY PERSONA con una dignidad irreductible a vivir de la mejor forma.
  • Razón por la cual el derecho a un trabajo se da porque SOY PERSONA con necesidad de sobrevivir y sustentar a una familia (si se tiene)

4. La Iglesia es homofóbica

Error: Distinguir para definir. ¿Qué es una fobia? Es un miedo IRRACIONAL a algo. Los que no compartimos los actos homosexuales no tenemos un miedo irracional. La palabra de por sí no tiene sustento y es más bien un invento del lobby gay para atribuirlo a quienes no estamos de acuerdo con la ideología de género. Ellos hablan de derecho al matrimonio o a la adopción de niños, derecho a realizar marchas gays y cuando los cristianos realizamos marchas en favor de la familia nos tildan de homofóbicos. ¿Dónde quedó el derecho de expresión? Para ellos homofóbico es todo aquél que no comparte su ideología. ¿Dónde quedó mi derecho de réplica? ¿Y mi derecho de no estar de acuerdo con ellos? ellos no dejan que exprese mi desacuerdo con su postura ¿Acaso eso no es discriminación? ¿No es coacción de un derecho constitucional de libertad de expresión y libertad de manifestación? (Cfr. Art. 9 Constitucional) ¿En qué quedamos pues?

5.-  Si los homosexuales desean adoptara niños bien por ellos. Hay tantos niños huérfanos y es derecho de los homosexuales el poder adoptar.

Error: Afirma que al permitir que ellos adopten estamos regulando y bajando los niveles de niños que son huérfanos y por lo tanto es una DERECHO de los homosexuales, es un error. El derecho de adopción nunca ha sido de LOS ADOPTANTES, sino un derecho del ADOPTADO. Es decir que la adopción debe ser presentado como lo que es: como un derecho del niño a tener una MADRE Y UN PADRE (o bien uno de ellos)

 Así es que no hay que colocar el zapato en el pie del que no es el dueño. No podemos crear un “supuesto derecho” para beneficiar a otro sujeto y olvidando al sujeto real de un derecho real, como lo es el niño. En realidad, jurídicamente el beneficiario primario del derecho de adopción nunca ha sido los adoptantes, sino el niño adoptado.

Decir que es correcto dar niños en adopción  a personas del mismo sexo, evidencia la incapacidad de un Estado ante un problema social. Manifiesta un problema de fondo: el Estado no ha podido crear las circunstancias que permitan vivir dignamente y no en la pobreza extrema. Otro más: El problema de la drogadicción en niños a causa de no solucionar el problema del narcotráfico. Por lo tanto la solución no es violentar la familia natural,  creando supuestos derechos insustentables e infundables  en la dignidad de la persona misma.

Por lo tanto, tendríamos que preguntarnos: ¿Nuestras leyes atienden a la persona en su totalidad en integridad? ¿Se puede afirmar que legislaciones como estas están sólidamente fundamentadas en un conocimiento amplio de la naturaleza humana?

 

 

 

Acerca del autor

Artículos relacionados

Comentarios

3 comentarios a este artículo

  1. Primero que nada la iglesia debería pagar impuestos como todos los ciudadanos y sus orientaciones políticas se las deberían de guardar para ellos, pues no deberían influir en ‘los fieles’ y… segundo deberían de compartir este documento a otros católicos que fueron a marchar en contra de la ley mismo que es un delito ante la constitución y tener argumentos mucho más sólidos que señalar como CIERTO O ERROR. ciertas cosas, aquí no hay absolutos y ese es el problema con su iglesia y sus creencias.
    Saludos.

    Esbayde
    Responder
  2. Concuerdo en que todos debieramos pagar impuestos, pero pagarlos por las actividades u otros que generan ganancias o que estan tipificados como negocios o como actividad económica; todos tenemos derecho a expresarnos, acaso todas las opiniones que nos llegan del colectivo Gay y de otras organizaciones que apoyan este tipo de ideología no estan tratado de influir en nuestra forma de pensar, actuar y creer?
    Seamos justos pues, si vamos a pedir que algunos guarden sus opiniones, exijamos que el resto tambien guarde muy adentro su opinión.
    En que o como se tipifica un DELITO marchar a favor de la FAMILIA y de la VIDA, osea se debe aceptar asi no más lo que un grupo de personas promueve y desea? debo quedarme calladito y quietito y aceptar esta imposición?…PUES NO!, eso se denomina COACCIÓN

    Omar Soliz
    Responder
  3. Enserio nadie se ha dado cuenta de lo que se contradicen ellos solos? Saben que si dicen que son homofobicos la iglesia y sus “creyentes y fieles” durarian dos dias. Pero por favor primero decis que nl sois homofobicos y luego decis que no podemos adoptar por q no es “natural”. H o m o f o b o s.

    Javier matinez
    Responder

Comentar

Tu dirección de email no será publicada. campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>