Skip to content Skip to footer

La Iglesia ante el espejo

4 Comments

  • María Teresa Juárez Velásquez
    Posted 12 junio, 2015 el 3:57 PM

    Gracias Padre Jorge Luis. Cúanto ánimo me da su escrito, cuánto bien me hace, para seguir siempre hasta el final. Pienso que nada me detiene y me salvo y ayudo a salvar a otros, aunque llegue de arrastras. Que Dios lo bendiga.

    • MercedesMejiaVasquez
      Posted 22 junio, 2015 el 11:27 PM

      Ánimo hnos. Por esa labor Evangelizadora. Dios les bendiga siempre.

  • Salvador Andres Sanchez Gil
    Posted 22 junio, 2015 el 3:36 PM

    Este nuevo modelo es necesario y emergente, es necesario atraer y mantener a las almas en el camino de la verdad, asi Cristo se manifieste a plenitud en la iglesia y los frutos del espiritu santo se manifiesten plenamente en todos los miembros los cuales vivan el Evangelio, una iglesia que acoja a todo ser sin distincion, que muestre la imagen que sea la del amor, que no se divida entrando en contiendas sino siempre unida, que sane las heridas de la humanidad, que aclare la mente a los confundidos, que sepa hacer diferencia entre el bien y el mal, que liberte al cautivo, que con su mirada brinde esperanza al alma angustiada y que en este lugar nos sintamos con la paz de Dios.

  • Carlos Fonseca
    Posted 25 junio, 2015 el 1:57 AM

    Ya sé que mi comentario no será publicado, pues podría perturbar a los adeptos de Amatulli. Sin embargo, no puedo dejar de sorprenderme ante tan clara exposición de Modernismo postconciliar revitalizado, es decir, un relativismo teológico y pastoral que propone nuevas recetas para atraer al ser humano contemporáneo a la nueva Iglesia postconciliar, pues es característica de esta nueva religión fundada a partir del Vaticano II, probar con ensayo y error (igual que el método científico emanado de la razón ilustrada). No obstante, más allá de cualquier argumento, el testimonio de sus parroquias cada vez más vacías en los grandes centros urbanos, sus seminarios con menos vocaciones, la desacralización de sus liturgias espurias, en las cuales el espectáculo ha reemplazado al culto, son la prueba inequívoca de que sus métodos “pastorales” son puras teorías humanas.

Comentarios cerrados.

© Apóstoles de la Palabra 2024. Todos los derechos reservados.

Contacto: webmaster@apostolesdelapalabra.org