¿Cómo se inició realmente la celebración de Halloween? II

Parte I: Orígenes históricos de Halloween II. Propuestas pastorales   Pastoralmente, ¿qué podemos hacer para celebrar cristianamente la Fiesta de Halloween (31 de octubre), e impulsar más la solemnidad de Todos los Santos (1 de noviembre) y la conmemoración litúrgica de los Fieles Difuntos (2 de noviembre). He aquí algunas propuestas concretas.   Por el P. Jorge Luis Zarazúa Campa, fmap   Un triduo muy especial El Diccionario de la Real Academia Española define triduo como ejercicios devotos que se practican durante tres días. Me parece un término adecuado para describir estos tres días santos, que nos permiten celebrar aspectos importantísimos sobre nuestra fe y reflexionar sobre sus implicaciones.   31 DE OCTUBRE. VÍSPERA DE TODOS SANTOS 1. Genuina preocupación por la suerte de todos los hombres Es oportuno que recuperemos el sentido cristiano de Halloween, entendiéndolo como Víspera de la Solemnidad de Todos Santos, que implica, desde la óptica de los católicos irlandeses que la iniciaron, preocuparse por la suerte de todos los hombres, aún de los impíos, recordando que Dios odia el pecado, pero ama intensamente al pecador. Los que creemos en Cristo estamos llamados a amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos, como el Señor nos…

¿Cómo se inició realmente la celebración de Halloween?
Respuestas católicas / 27 Octubre, 2013

I. Orígenes históricos de Halloween Para purificar esta celebración es importante corregir numerosos mitos en torno a sus orígenes, que no corresponden a la verdad histórica. Sólo así podemos recuperar su sentido más auténtico y aprovecharla como un momento muy especial para la evangelización y la catequesis, contribuyendo también a la purificación de la religiosidad popular. Por el P. Jorge Luis Zarazúa Campa, fmap   I. Orígenes históricos de Halloween «Conocerán la verdad y la verdad los hará libres» (Jn 8,32) Anunciar el Evangelio implica anunciar la Verdad que nos salva (Lumen gentium, 17); es decir, anunciar a nuestro Señor Jesucristo, el Amén (Ap 3, 14), el Verdadero (1Jn 5,20). Por eso, en el anuncio del Evangelio, un discípulo de Cristo no puede recurrir nunca a la mentira, ni siquiera a las medias verdades. He aquí un criterio de discernimiento que debemos tener siempre presente: el fin nunca justifica los medios. Cuando hacemos esto, salimos del ámbito de la evangelización y entramos en el más burdo proselitismo. Pues bien, en mentiras y medias verdades se incurre frecuentemente al hablar de la fiesta de Halloween, atribuyéndole un origen celta o, incluso, satánico. Además, se dice que al participar en diversas formas…

Los ídolos y las imágenes sagradas
Respuestas católicas / 25 Octubre, 2013

Guido A. Rojas Zambrano | ApologeticaCatolica.org I. ACLARACIÓN BÍBLICA ¡Cuántas veces no hemos escuchado a los evangélicos y demás cristianos no católicos acusar a los católicos de adorar imágenes!, lo que está prohibido en la Biblia, cuando leemos: “Tenga, pues, mucho cuidado de no caer en la perversión de hacer figuras que tengan forma de hombre o de mujer, ni figura de animales, aves, reptiles o peces. Y cuando miren al cielo y vean el sol, la luna, los estrellas y todos los astros, no caigan en la tentación de adorarlos” (Dt 4, 15-19). Para entender este decreto divino tenemos que situarnos en el contexto histórico, geográfico, cultural y religioso en el momento en que se escribió este libro del Pentateuco: cuando solamente el “pueblo judío” como el “escogido, rendía tributo al único y verdadero Dios revelado a Moisés en el monte Horeb (Ex 20,3). Por el contrario, las otras civilizaciones y pueblos antiguos que vivían en la región de la Mesopotamia, adoraban falsos dioses (Jos 24,14).   II. LOS ÍDOLOS DE LOS PAGANOS Las Sagradas Escrituras hacen varias referencias de estas deidades identificándolas con nombres propios. El principal de todos que rivalizaba con Yahvé, era Baal que significa “Amo…

Claves del éxito pastoral
Reflexiones Pastorales / 25 Octubre, 2013

Quiero dar a conocer algunos principios, que me han ayudado a lograr ciertas conquistas en el campo de la pastoral. Por el P. Flaviano Amatulli Valente, fmap No al borreguismo Para enfrentar correctamente los problemas pastorales, todo tiene que ser pensado y revisado personalmente, sin dejarse fascinar por el prestigio de tal o cual filósofo, teólogo o pastoralista famoso. Duda sistemática No dar nada por descontado. Todo tiene que ser comprobado personalmente. Diferentes puntos de vista Ver la realidad desde los ángulos más diferentes posible. Así se descubren aspectos de la realidad, que nunca uno se había imaginado. No a la polarización No encerrarse en el propio círculo de amigos o simpatizantes. Buscar pepitas de oro, estén donde estén. Confrontación con los demás Aprender a confrontar con los demás las propias convicciones y opiniones. Auxilio de la ciencia Aprovechar para la pastoral todos los recursos, que pueden proporcionar los adelantos científicos, puesto que la fe en Dios no está reñida con la confianza en las aportaciones del hombre.   (Tomado del libro “Inculturar la Iglesia. Un reto para el siglo XXI”, del P. Flaviano Amatulli Valente, pp. 155).