Skip to content Skip to footer

400 líderes evangélicos de EE.UU y Canadá dejan su ministerio tras aparecer en la web que facilitaba el adulterio

1 Comentario

  • María Teresa Juárez Velásquez
    Posted 16 septiembre, 2015 el 12:15 PM

    Eso se llama no confiar en la misericordia de Dios, más, no amar la vida que Dios nos ha regalado. “Todos han pecado”, dice la Palabra de Dios. Que se ha manejado de manera pública, también hay pecados que se manejan de manera escondida, como si Dios no se diera cuenta. Que importa que muchos condenen, o me condenen, sí muchos me estiman y aman también. No se diga Dios, que cuando un pecador se convierte, CUANTO SE ALEGRA EL CIELO POR UN PECADOR QUE SE CONVIERTE QUE POR LOS 99 que ya lo están”. Amar y amar a los demás para poder perdonar, también al infiel le han hecho mucho daño, quizás no a todos pero sí a muchos, cosas que son imperdonables a los ojos del mundo, pero a los ojos de Dios y del pecador que se convierte, es posible ese perdón. “QUE DONDE ABUNDO EL PECADO, ABUNDE LA GRACIA” HOY. Eso es lo importante. Debemos ser felices, para poder dar tranquilidad y felicidad a los demás. Amar a nuestros enemigos como nos manda Nuestro Señor y poder decir: yo se que yo, no puedo contar contigo, pero tú si puedes contar conmigo. Gracias.

Comentarios cerrados.

© Apóstoles de la Palabra 2024. Todos los derechos reservados.

Contacto: webmaster@apostolesdelapalabra.org