Skip to content Skip to footer

CONFESIONES DE UN SEMINARISTA -Tan humanos, pero elegidos- Parte I

4 Comments

  • Adri
    Posted 20 enero, 2017 el 11:28 PM

    Muy bueno su comentario P.D

  • Jefferson Moreira luz
    Posted 28 enero, 2017 el 8:57 PM

    Gostei muito do comentário sou do Brasil

  • Patricia Valles
    Posted 1 febrero, 2017 el 12:12 AM

    Muy interesante. Una reflexión incómoda para algunos seminaristas, pero muy cierto. El ser seminarista, no te quita el seguir siendo humano, el querer obtener ” cosas materiales”, el pensar como cualquier otra persona. Sigue siendo una persona quizá con las mismas carencias y debilidades como cualquier otra persona,solo que aquí se lucha por mantener una vida llena del Espíritu Santo, diferente a la vida anterior (claro, como dice el Diacono Cueto lamentablemente no todos son así). La diferencia es el llamado de Dios que le hace mediante diferentes situaciones o circunstancias. Lo que enorgullece, es que hay seminaristas que realmente buscan consolidar la paz interior y exterior con su historia de vida. Esa es mi humilde opinión una pequeña observación desde la sociedad como feligrés.

  • Verónica del Rocío Figueroa López
    Posted 24 febrero, 2017 el 8:28 AM

    Muy buena reflexión. Padre diácono, tuve el gusto de saludarlo cuando vino a su ordenación a San Andrés Tuxtla. Ver. Soy vecina del seminario en dicha ciudad. Dios lo bendiga.

Comentarios cerrados.

© Apóstoles de la Palabra 2024. Todos los derechos reservados.

Contacto: webmaster@apostolesdelapalabra.org